¿Cómo nos podemos beneficiar de los metales energéticos que tiene el coche eléctrico?

Según estudios recientes las baterías comprenderán el 70% de la demanda mundial de litio, lo que simboliza un aumento de un 30% a partir de 2015.

La aceptación creciente de la batería será una bendición para la salida de litio, cobalto y manganeso. Esta tendencia creciente no se limita a la demanda de litio, es probable que la petición de otros elementos clave en las baterías de iones de litio (Li-ion), también aumenten en los próximos años. El ritmo tan alto de demanda de estos metales puede variar en la acogida continua de la tecnología de baterías de iones de litio en los vehículos eléctricos, la electrónica y el almacenamiento de energía, que despertará un gran interés en los mercados de metales.

coche eléctrico

Elementos que forman parte de una batería:

Todas las baterías tienen la misma anatomía básica, constan de dos electrodos que sostienen cargas opuestas: un cátodo (positivó) y ánodo (negativo) y para que funcionen tienen un tercer componente, el electrolito.

Este elemento es un medio químico que permite el flujo de electricidad, inversores de este sector se han visto atraídos en este aérea dado que en las baterías de iones de litio (Lio-ion), el electrolito está hecho de litio, mientras que el ánodo esta de grafito.

-          Cobalto

El cobalto es el elemento químico utilizado en los cátodos en las baterías de Li-ion, que se utilizan para la mayoría de los dispositivos electrónicos de los ordenadores portátiles, teléfonos inteligentes y herramientas eléctricas. El Internet, la electrificación y las continuas tendencias de las tecnologías móviles, han sido la clave para la demanda del cobalto al ser el único componente catódico para las baterías de óxido de cobalto de litio. Además de que ciertos vehículos híbridos, eléctricos, y células eléctricas, utilizan el cobalto en su mezcla de batería. El 94% del cobalto se produce a partir del Níquel y el cobre.

Introducción del níquel y manganeso en las baterías de vehículos eléctricos:

Actualmente en el mercado de vehículos eléctricos, haciendo un análisis de las tecnologías de Li-ion, encontramos que las baterías más comunes son las que incorporan manganeso y níquel dentro de sus cátodos.

La introducción de manganeso en las baterías tiene varios beneficios sobre el cobalto, mayor seguridad, mayor potencia y menor coste. Estas cualidades han demostrado ser atractivas para los fabricantes de vehículos eléctricos, en exclusivo para su uso en grupos motopropulsores eléctricos.

coche eléctrico

Aunque se espera una alta demanda de níquel para la fabricación de baterías, como la cantidad que se requiere para estas mismas es tan pequeña (entre 7 y 18 kilogramos por batería) es probable que éstas sigan siendo una parte menor del mercado del níquel.

Por ultimo cabe nombrar algo clave e importante para los fabricantes de baterías, y es la cadena de suministro y las concentraciones de reservas. Buena parte de los materiales de las baterías de iones de litio, a excepción del níquel, está concentrada en solo tres países que poseen más de dos tercios de las reservas mundiales económicamente viables.

El cobalto sigue siendo el más débil  a los cortes de producción. La mitad de las reservas mundiales de cobalto se concentran la República Democrática del Congo, la cual por su inestabilidad política y económica, crea conflictos e interrupciones en su suministro.

Dejar un comentario