El reciclaje de metales en los vehículos

Como os mostramos en nuestro artículo sobre los desguaces especializados, son éstos, (también llamados Centros Autorizados de Tratamiento), los principales responsables del proceso de reciclaje de un automóvil cuando llega al final de su vida útil.

Esta ardua tarea requiere la clasificación y gestión de los diversos materiales que componen cada vehículo en distintas clases de chatarras y residuos, dando como resultado grandes beneficios medioambientales como ventajas frente a la lucha contra la explotación de las materias primas y el ahorro energético que conlleva.

Cada automóvil se compone en su mayoría de metales, casi un  74,5%, seguido de un 14% de plásticos, un 3% de caucho y otro tanto de cristales, así como casi un 2% de fluidos y líquidos.  El resto de materiales distintos apenas ocupan otro 4% del total según la información extraída del portal de desguaces RO-DES.

Componentes de un vehículo - RO-DES

Es un 95% de cada automóvil el porcentaje que puede llegar a ser reutilizado o reciclado, y dado que en su mayoría se trata de componentes metálicos  y que el reciclaje de metales es un tema al que damos prioridad en nuestro blog, vamos a profundizar un poco más en esta información.

Respecto a los metales que conforman un vehículo, los férricos como el acero y el hierro suponen casi el 69%, mientras que los no férricos equivalen a un 6%, cobre y bronce suponen un  1,3%, el plomo de las baterías hasta un 0,84%, y el zinc un 0,22%.  Otros metales como el aluminio, el níquel, el cromo y el manganeso suponen apenas el 3,5%.  Y el resto, como el platino, el rodio o el paladio, propios de los catalizadores, ocupan apenas un 0,1%.

Curiosidades del reciclado de metales en vehículos

Entre los datos más sorprendentes a los que podemos referirnos sobre el reciclado del metal que forma parte de vehículos fuera de uso (VFU), podemos agruparlos por su clase:

Acero: Es con diferencia, el metal más aprovechado del desguace ya que hay una gran cantidad de acero en cada automóvil.

  • De cada 100 mil vehículos se recuperan 70 mil toneladas de acero; eso se traduce a su vez en un ahorro de 77 mil toneladas de hierro, 44 mil toneladas de carbón y casi 4 mil toneladas de piedra caliza.
  • Si lo traducimos en energía, estamos hablando de casi 45 millones de kw/h: la cantidad necesaria para mantener 246 mil hogares durante un mes.
  • La disminución de gases emitidos a la atmósfera supone un 58% menos de CO2.
  • Además ahorra un espacio equivalente a más de millón y medio de metros cúbicos, que es lo que ocuparía el acero de esos 100.000 vehículos en el vertedero.

Aluminio: La cantidad de aluminio, aunque pueda parecer significativamente inferior, también supone un gran impacto medioambiental cuando se recupera.

  • De cada 100 mil automóviles, se recuperan más de 2 mil 500 toneladas, que equivale a no malgastar 20.400 toneladas de bauxita.
  • El ahorro energético equivaldría a la electricidad de 196 mil hogares durante un mes, pues se trata de 35 millones de Kw/h.

Cobre: El cobre es un metal de lo más aprovechable e interesante por las propiedades que posee.

  • Por cada 100 mil vehículos se llegan a aprovechar casi 600 toneladas de cobre.
  • El ahorro de energía equivaldría a 78.400 BTU (British Termal Unit).
  • El descenso de emisiones de CO2 es de un 65% gracias a no necesitar extraer esas 600 toneladas de cobre de las minas.

Paladio, rodio, platino: Estos metales se encuentran básicamente en los catalizadores, y pueden suponer una interesante mejora cuando se reaprovechan adecuadamente.

  • En este caso, de cada 100 mil automóviles, las toneladas recuperadas de cada metal son: 52 de platino,  9,5 de paladio y 11 de rodio. Eso equivale a más de 10 millones de toneladas de minerales.

 

¿Imaginas la repercusión para nuestro planeta que supone la adecuada gestión de un vehículo cuando ya no va a ser utilizado? Déjanos tus comentarios.

 

2 respuestas

  1. Tristán dice:

    Si estos datos son reales es una pasada lo que se puede aprovechar del reciclaje de un coche, lo que no entiendo siendo así es que esto no se esté informando como debiera. Seguro que así habría menos coches abandonados. Y desde luego sería más útil que tanta multa y tanta leche.

  2. Isolda dice:

    Con permiso al anterior comentario uso el nombre que viene al pelo, hahaha.
    Desde mi punto de vista claro que está informado, y si no, cualquiera tiene dos dedos de frente para saber que es muy peligroso abandonar el coche, el tipo de residuos, los restos cuando loo empiecen a desvalijar, y de todo, pero es más cómodo volver la cara.

    Lo que si me parece genial es dar más deifusion a este tipo de artículos que ayudan a concienciar un poquito de todo lo que se puede hacer con aquello que en principio… “no nos sirve”

Dejar un comentario